Neuralink presentado por Elon Musk podrá leernos el cerebro

Author

Categories

Share

En busca la aprobación de la FDA para hacer pruebas en humanos y así poder integrar el cerebro con una IA.

Musk arrancó la intervención diciendo que “el principal objetivo de la presentación era el reclutamiento“. Y, a poco que nos fijamos en la estrategia de la empresa, esto parece cierto en muchos aspectos: reclutamiento de personal, reclutamiento de inversores, pero, sobre todo, reclutamiento de voluntarios que se quieran prestar a someterse a los primeros ensayos clínicos. No obstante, si bajamos al terreno, es un ejemplo de vender la piel del oso antes de cazarlo.

La compañía busca implantar pequeños hilos en el cerebro humano que permitirían, el día de mañana, controlar dispositivos o navegar con la web con el pensamiento. Esto podría servir a nivel terapéutico, y también podría tener otro usos.

Varios medios han dicho que la tecnología se encuentra lista para pacientes, pero no es cierto. Está lista para iniciar pruebas en humanos, pero a priori no existe ninguna aplicación real y tangible que nos permita pensar en esto como un tratamiento para pacientes.

Se trata más bien de que, si alguien se va a someter a una cirugía cerebral por otro motivo, puede aprovechar y servirnos de conejillo de indias. Y es que quizás ese sea el mayor problema de Neuralink: es una tecnología con mucho potencial, pero muy desconectada con cualquier aplicación práctica. Al menos, a corto plazo.

La “máquina de coser” es la gran tecnología que se presentó ayer y ofrece soluciones muy creativas a problemas que en los últimos años tenían estrangulado el desarrollo del laboratorio. Sin embargo, el White Paper (la documentación que han presentado) está muy limitado en datos.

“El objetivo es eventualmente implantar dispositivos en humanos paraplégicos permitiéndoles controlar teléfonos y ordenadores”. Es más, el mismo Musk llegó a decir que “los ensayos humanos empezarían en la segunda mitad de 2020. Esto significa que tienen que solicitar permisos a la FDA para iniciar ensayos en humanos: es decir, que más allá de los golpes de efecto, no controlan el calendario.

No sabemos qué dirá la FDA sobre todo esto, pero está claro que los datos que el equipo de Neuralink ha puesto sobre la mesa no está maduro como para obtener la autorización. Según han explicado, han realizado 19 implantes en ratones con un éxito del 87% y han sido capaces de registrar la función de 1500 neuronas a la vez. Increíble, sí; pero insuficiente.

Casi al final, Musk comentó, medio en serio medio en broma, que la plataforma no se financiaría con anuncios. Más allá de la ocurrencia, queda por ver cuál es el modelo de negocio de la empresa. Ellos mismos reconocen que queda un “largo recorrido” hasta poder ofrecer soluciones comerciales, pero que quieren desactivar “el modo silencio” y empezar a hablar de todo esto.

Author

Share