Ingenieros rumanos han creado un platillo volador completamente funcional

Ingenieros rumanos han creado un platillo volador completamente funcional

0
336

El “Objeto volador todo direccional” es una prueba de concepto que es el resultado de más de dos décadas de trabajo de ingeniería

Contra un cielo azul claro, una nave que se ve sorprendentemente similar a dos platos de pastel apilados uno encima del otro, de repente asciende en el aire. Rápidamente cargando hacia adelante, mientras el objeto pasa, es casi imposible no sentir un parentesco repentino con el piloto Kenneth Arnold. Sin embargo, a diferencia de Arnold y su famoso avistamiento de platillo volador de 1947, este objeto volador en particular no está sin identificar. En cambio, esta es una creación del ingeniero rumano Razvan Sabie y del aerodinámico Iosif Taposu, quienes afirman que han desarrollado un platillo volador completamente funcional.

ADIFO es el nombre que recibe este objeto. Son las siglas inglesas de All-Directional Flying Object (objeto volador todo direccional) y efectivamente es lo que hace, poder volar en cualquier dirección gracias a su forma y la técnica de vuelo que utiliza.

Según sus creadores, ADIFO no está inspirado en los OVNIS, por mucho que se parezca en forma y sea lo primero que nos venga a la mente. Explican que su platillo volador trata de imitar la sección transversal posterior del un delfín. Es cuestión de aerodinámica, por la forma que tiene apenas tiene áreas de contacto con el aire que obstaculicen el desplazamiento. De este modo consigue mayor velocidad y a la vez requiere de menos energía para moverse.

La forma de ADIFO “es natural para el vuelo supersónico” y que “la aerodinámica detrás de este avión es el resultado de más de dos décadas de trabajo”. También explican que los túneles de viento confirman la aerodinámica del ADIFO y sus ventajas frente a otros objetos voladores en este campo.

Un sistema de propulsión y hélices para despegar y aterrizar en vertical. Las maniobras de despegue, aterrizaje y movimientos a baja velocidad se realizan como con un VTOL cualquiera. Dispone de cuatro hélices en su base que le permiten realizar este tipo de acciones en el aire.

Lo interesante lo encontramos en el empuje horizontal para desplazarse a más velocidad, para ello los ingenieros proponen utilizar dos motores a reacción, porque el prototipo actual utiliza dos hélices en la parte trasera que proporcionan el empuje horizontal. Estos dos propulsores traseros se pueden mover individualmente en vertical para conseguir hacer girar el platillo. Para el giro y desplazamiento lateral también cuenta con la ayuda de pequeños propulsores de aire laterales que desplazan el platillo de su trayectoria.

Las diferentes propulsiones que tiene ADIFO gracias a las hélices, los propulsores traseros y los laterales

De momento, y a pesar de que ADIFO puede volar, no deja de ser un prototipo. Faltará ver cómo se comporta un modelo a gran escala que utilice motores a reacción. En principio, según los planes de los ingenieros, debería conseguir velocidades supersónicas. Los ingenieros ven un potencial uso en el ámbito militar y aseguran que ya se han interesado gobiernos, empresas de aeronáutica y fondos de inversión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here